Robert Ketor aconseja a un retornado en Accra tras una cuarentena de dos semanas en medio de la pandemia de COVID-19. Foto: OIM Ghana/Juliane Reissig

Ghana, 20 Sep 2021 - Después de cinco años en Libia, el retorno de Dotse a Ghana no fue lo que él había esperado – una lucha inicial teniendo que enfrentar problemas de salud mental.

“Me demandó mucho esfuerzo sanar cuando regresé. Me encontraba desorientado y no recordaba nada de lo ocurrido”, señala. Otro retornado, debió enfrentar adversidades similares: “Sentí que me habían abandonado”.

Actualmente las cosas son diferentes para ambos hombres, que se cuentan entre los más de 1.800 retornados a los que la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha apoyado para que pudieran retornar voluntariamente a Ghana desde 2017 como parte de la Iniciativa Conjunta UE-OIM para la Protección y la Reintegración de Migrantes, financiada por el Fondo Fiduciario de Emergencia de la Unión Europea para África.

Algunos migrantes deben enfrentar estigmatización, explotación, violencia y vidas en condiciones inhumanas cuando viajan, en especial cuando lo hacen por medios irregulares, pero la decisión de retornar a sus casas no es fácil. Las expectativas son altas, y la presión puede llegar a afectar su salud mental, obstaculizando la integración exitosa a sus comunidades.

 “Cuando me llamaron de la OIM, ese llamado tuvo un positivo efecto psicológico en mí. Sí, alguien podría ayudarme”, dice Lincoln. Dotse también está muy agradecido a la OIM por su ayuda para el abordaje de su angustia. “Gracias al apoyo psicológico, soy una mejor persona y me siento más feliz y más saludable”.

La OIM asesora a los migrantes a su regreso a Ghana y los guía en su camino a la reintegración. Un plan integral para los retornados debe tomar en cuenta sus necesidades económicas, sociales y psicosociales y puede también incluir la identificación de actividades generadoras de ingresos, vivienda, educación, o capacitaciones para el desarrollo de negocios y otras habilidades. Hasta el momento, más de 800 retornados se han beneficiado con este enfoque innovador y holístico.

 “La OIM reconoce la importancia de la salud mental de los migrantes y retornados para asegurar su reintegración exitosa y sostenible en sus comunidades de origen”, dice Pooja Bhalla, Encargado de Proyecto de la Iniciativa Conjunta UE-OIM.

Un músico retornado, Lincoln Mensah, interpreta una canción el mes pasado en la inauguración de una nueva cancha de baloncesto como parte del proyecto de la OIM de participación de la juventud  “Playground” en Accra. Foto: OIM Ghana/Francis Kokoroko

“Para gestionar el complejo proceso de reintegración con efectividad, incluyendo la dimensión psicosocial, la OIM junto al Gobierno de Ghana ha desarrollado los Procedimientos Operativos Estándares (POE) para el Retorno y la Reintegración”, dice Bhalla.

Los POE fueron lanzados en 2020 a fin de asegurar un enfoque consistente para el manejo de los retornos a Ghana y la subsiguiente reintegración de los retornados. Desde entonces, más de 80 actores claves gubernamentales y no gubernamentales han sido capacitados en Ghana. Los influencers comunitarios han sido también un canal importante para informar acerca de las necesidades de bienestar psicosocial de parte de los retornados.

Robert Ketor trabaja como Asistente Psicosocial y Psicólogo Clínico y como tal ofrece servicios de apoyo psicosocial, incluyendo asesoramiento virtual. Con el estallido de la pandemia de COVID-19 gran parte del apoyo psicosocial de la OIM a los retornados se ha brindado telefónicamente en modalidad virtual.

Tras numerosas sesiones de asesoramiento, Robert recientemente se reunió con Dotse por primera vez desde su llegada al Aeropuerto Internacional de Kotoka en Accra.

“Recordando en qué estado él se encontraba a su llegada a Ghana, y viendo cómo está ahora, puedo decir que ha habido una gran mejoría en su salud en general y sobre todo en su salud mental”.

Para algunos retornados, el asesoramiento grupal, las discusiones de grupos focales o las actividades psicosociales colectivas son importantes primeros pasos, en tanto que para otros, las sesiones individuales son una mejor opción.

La OIM también lleva adelante capacitaciones sobre primeros auxilios psicológicos para los actores claves migratorios y para miembros de la comunidad de modo tal que puedan brindar asistencia básica psicológica en una primera instancia.

Lincoln rodeado de jóvenes vitoreando durante su presentación en el lanzamiento de “Playground”. Foto: OIM Ghana/Juliane Reissig

El apoyo familiar, un pilar clave para los retornados

En Libia Dotse (no es su nombre real) tuvo que enfrentar una serie de problemas: su empleador lo engañó, tuvo que hacer un trabajo difícil mal pago y una bala le atravesó la mano. Tiene suerte de poder contar con el apoyo de su familia el cual, según el psicólogo Robert Ketor, puede ser crucial.

“Atiendo a quienes necesitan terapia psicológica y también me comunico con sus familias de ser necesario. El apoyo a través de la familia cercana y del resto de la comunidad contribuye en gran medida con un proceso de reintegración exitoso y sostenible. Si hay apoyo familiar para los retornados, hay una gran mejoría en su proceso de sanación y con frecuencia es mucho más rápido porque el sistema de apoyo es sólido”, señala.

La esposa de Dotse relata el retorno de su marido: “Si no fuera por la OIM, no sé si mi esposo estaría vivo. Cuando lo vi por primera vez en el aeropuerto, me sentí conmocionada, y sentí miedo pues pude haberlo perdido. Si no fuera por el apoyo inmediato e instantáneo al cual pudo acceder, tal vez estaría muerto”.

Si bien el apoyo comunitario es clave, un psicólogo tal vez es  asimismo muy aconsejable para ayudar a los migrantes a manejar la situación. “Intento dotar a mis pacientes de estrategias para luchar contra la estigmatización. Tal vez les recomiendo que se defiendan a sí mismos, que no cometan el error de auto-estigmatizarse, que eduquen a otros, que sean fuertes y superen pruebas por sí mismos”, dice Robert. “SI alguien se da cuenta de que la estigmatización está afectando sus acciones, emociones y pensamientos, y que por consiguiente esto afecta su funcionamiento cotidiano, esa persona debe procurar ayuda”.

Tal vez tener que hacer terapia implique un verdadero desafío. “Soy una persona muy tranquila y fue complicado para mí al principio pero eventualmente logré conectarme con el terapeuta”, dice Dotse. “Pudo ver a través de mi y ayudarme, y ahora incluso estoy esperando un hijo”.

 Lincoln comparte su historia sobre migración con la OIM en Takoradi. Foto: OIM Ghana/Apag Studios

Uso de la música para sanar y para actividades de promoción

Lincoln es un retornado de Takoradi, en la Región Occidental de Ghana, una de las zonas en el país más proclives a la migración de acuerdo con estadísticas elaboradas desde 2017 en el marco de la Iniciativa Conjunta UE-OIM. Un día partió rumbo a Libia con la esperanza de lograr llegar a Italia.

“Abandoné la Universidad y comencé a grabar música. Pero no podía llegar a fin de mes haciendo música. Todos los amigos que yo había hecho mientras crecía tomaron el mismo camino. Así que bueno, tome la decisión de reunirme con ellos en Italia”, dice Lincoln.

 “Siempre he sentido que podía haber una mejor opción afuera, pero mirando ahora hacia atrás… no es fácil allá. Uno no sabe si lo va a lograr o no. A veces uno logra estar vivo solamente por la gracia de dios”.

Cuando Lincoln regresó a Ghana en 2020, sintió que había fracasado y perdió toda esperanza en la vida. Un viaje muy peligroso a través del desierto, durante el cual fue raptado, vio personas morir y experimentó violencia directa, todo lo cual había afectado su salud mental.

 “Un día, de la nada,  me llamaron de un número desconocido. ¡Era la gente de la OIM!”, dice. A Lincoln la OIM le ofreció apoyo el cual le sería brindado por el Asistente de Proyectos Psicosociales del Organismo.

“Hablamos de muchos temas, algunos de los cuales eran un verdadero desafío, realmente. Por gracia de dios, me estoy sintiendo mucho mejor”.

Lincoln ahora no solamente usa música para sanación sino que también difunde un mensaje. En una de sus canciones “Guns from Tripoli” por ejemplo, relata su experiencia migratoria. A través de su creatividad ha logrado convertirse en un defensor de la migración segura.

En Julio, en Jamestown, Accra, Lincoln interpretó su canción en el lanzamiento de la OIM de su nuevo proyecto para el empoderamiento de los y las jóvenes,  “Playground”. Más de 200 espectadores reaccionaron con gran entusiasmo.

Lincoln en su estudio en Takoradi – su sueño es tener éxito como músico. Foto: OIM Ghana/Apag Studios

Optimismo para el futuro

Tras mucho progreso, Dotse se siente optimista. Quiere dar inicio a un negocio agroquímico porque procede de una comunidad remota de granjeros que necesita mejorar sus cosechas. Como parte de su paquete de reintegración, la OIM Ghana le está brindando apoyo para que pueda comenzar con ese negocio.

Lincoln no ha perdido el entusiasmo en cuanto a intentar ganarse la vida como artista. “El apoyo de la OIM en todo este proceso ha sido muy importante para poder comprar el equipo necesario”. Su consejo para los más jóvenes es que todo lo que hagan, lo hagan con pasión.

“Simplemente hay que observar aquello que nos trae felicidad y alegría y mantenerse ahí. No hay que ir y poner en riesgo la vida. No es seguro simplemente ir”. Agrega: “Lo que tiene la migración irregular es que colabora para que te maten. Lo mejor que uno puede hacer si quiere migrar es poner en práctica la paciencia y usar los canales adecuados”.

El consejo de Dotse es similar. “Si uno quiere emprender el viaje, es necesario asegurarse de contar con los documentos adecuados”.

Robert Ketor lleva adelante una sesión terapéutica grupal para los retornados en las instalaciones de la OIM en Ghana. Foto: OIM Ghana/David Darko

Historia escrita por Juliane Reissig y Angela Bortey, OIM Ghana.