Región de Somalia, 8 de noviembre de 2021 – “La sequía realmente nos alcanzó. Un día nos despertamos y nos encontramos con el ganado muerto debido a la extrema sequedad y la escasez de agua”, dice Asoro, una de las miles de personas desplazadas internamente (IDP por su sigla en inglés) que se vieron forzadas a irse de sus hogares debido a los efectos de la sequía en Etiopía.

Tras haberse trasladado a la región de Somalia, al este de Etiopía, comenzó a vender leña y agua para sostener a su familia. Pero no era suficiente.

Qoje y su familia comparten una historia similar. Perdió sus cosechas debido a la sequía y se vio obligado a irse de su casa.

Asoro, desplazada a causa de la sequía. Foto: OIM Etiopía

“Nuestra vida giraba en torno a nuestra tierra de cultivo. Cuando la perdimos, perdimos todo. Tuvimos que irnos y encontrar otra manera de generar un sustento”, dice.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha estado brindando apoyo a personas como Asoro y Qoje en la Región de Somalia a través de la Iniciativa de Soluciones Duraderas (ISD). Esta iniciativa alienta la participación colectiva de las IDP, de las comunidades de acogida, y de las autoridades a todo nivel, en lo relacionado con encontrar soluciones al desplazamiento. El objetivo de este programa es que las comunidades puedan identificar y movilizar los recursos existentes para el logro de prioridades de recuperación sin tener que depender exclusivamente de la asistencia.

La sequía forzó a Qoje y a su familia a desplazarse a la búsqueda de otros medios de supervivencia. Foto: OIM Etiopía

Desde ese momento la OIM le ha brindado a más de 350 personas desplazadas internamente (IDP) y a hogares de las comunidades de acogida apoyo de medios de subsistencia en el lugar.

La iniciativa – desarrollada por el Gobierno de Etiopía, las Naciones Unidas, organizaciones internacionales gubernamentales y no gubernamentales (ONG) y donantes – procura que las personas desplazadas internamente en el país sean apoyadas para poder retornar, integrarse o reubicarse de manera voluntaria.

“Estamos muy emocionados y los beneficiarios también lo están, de ver cómo la iniciativa ha logrado el objetivo propuesto”, dice David Coomber, Experto en Soluciones Duraderas de la OIM Etiopía. “Las familias han empezado a reconstruir sus vidas y sus comunidades. SI bien la iniciativa comenzó muy tímidamente desde su lanzamiento debido a la emergencia y al impacto de la COVID-19, somos optimistas en cuanto a que si contamos con fondos suficientes podremos asistir a un mayor número de familias y comunidades para que puedan recuperar sus bienes perdidos y retornar a la vida que tenían antes de ser desplazadas”.

A través de la ISD Asoro recibió nueve cabras. Ella espera poder venderlas por 3.000 Birr (unos 66 dólares EEEUU) cuando hayan crecido.

Como parte de la Iniciativa de Soluciones Duraderas, Asoro ha recibido cabras que venderá. Foto: OIM Etiopía.

“En el futuro planeo venderlas y ser comerciante de diversas mercaderías. No quiero perder estas cabras por algo que no valga la pena. Quiero gastarlo en algo fructífero”, dice Asoro.

A Qoje y su familia se les entregó la suma de 15.000 Birr (unos 330 dólares EEUU) que fueron usados para abrir un negocio que vende una variedad de productos.

“Estamos en un lugar feliz ahora. En comparación con la vida que solíamos tener, nuestra actual situación es mejor en un 100%. Esperamos seguir progresando en el futuro”, señala Qoje, acompañado por su esposa.

Qoje y su familia en el negocio que abrieron a través de la Iniciativa de Soluciones Duraderas. Foto: OIM Etiopía

La Iniciativa de Soluciones Duraderas de la OIM en Etiopía recibe el apoyo de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación.

Esta historia ha sido escrita por Kaye Viray, Oficial de Prensa de la OIM Etiopía, correo electrónico: kkviray@iom.int.