Dessie, 4 Oct 2021 – “Dejamos todo atrás y no empacamos nada. Recuerdo que nos fuimos muy rápidamente para poder estar seguros”, recuerda Hanan*, de 30 años de edad y madre de cinco.  

Ella se encuentra entre los miles de personas desplazadas que se albergan en escuelas en la ciudad de   Dessie, en la zona de Wollo Sur, después de que el conflicto en la región de Tigray se extendiera a la vecina región de Amhara.  

Hanan con dos de sus hijos en una escuela convertida en sitio de desplazamiento en la Ciudad de Dessie, Etiopía. Foto: OIM/Sasha Lipton

Mientras que algunas de las familias desplazadas pueden alquilar alojamiento o bien quedarse con amigos o familiares, muchos se encuentran acampando en una de las 13 escuelas que han sido cedidas por las autoridades locales. Las condiciones son difíciles pues en una sola aula hay entre 35 y 55 personas, incluyendo personas mayores, personas con ciertas condiciones médicas, y menores, algunos de los cuales apenas si tienen dos meses de edad.

Cuando los enfrentamientos estallaron en su ciudad natal de Habru (un woreda, o distrito, en la zona norte de Wollo), Hanan inmediatamente escapó junto a su marido, sus cinco hijos de entre 2 y 17 años, y su madre mayor.

CARE Etiopía trabaja muy de cerca con las autoridades y comités locales en cada sitio de desplazamiento a fin de asegurar que todos estén informados acerca de la asistencia y garantizar que las distribuciones estén bien organizadas y sean seguras. Foto: OIM/Sasha Lipton

“Fui testigo de cómo las casas eran incendiadas y de cómo los negocios eran saqueados. Por eso es que decidimos hacer el complicado viaje hacia el sur a la búsqueda de seguridad”, dice.

Hanan y su familia viajaron durante cuatro días de a pie por más de 30 kilómetros, durmiendo en el bosque, antes de llegar a Wichale en donde tomaron un autobús que los llevaría a la ciudad de Dessie. A su llegada, fueron enviados a la “Escuela Sunday Market”, en donde actualmente se encuentran alojadas más de 700 personas desplazadas del distrito de Habru. Se encuentran en esa escuela desde hace tres semanas, dependiendo de la donación de alimentos de la comunidad local mientras esperan que les avisen cuándo será seguro retornar a su hogar.

Fondo de Respuesta Rápida de la OIM

En la ciudad de Dessie, el Fondo de Respuesta Rápida de la OIM se encuentra trabajando con CARE Etiopía para entregar artículos para el hogar que se necesitan con gran urgencia a los más vulnerables de entre las personas recientemente desplazadas. A través de estrecha coordinación con las Oficinas Regionales y Zonales de Gestión de Riesgos de Desastres (DRMO) del Gobierno de Etiopía, se identificaron 2.500 hogares para que recibieran kits de artículos para el hogar que incluían frazadas, colchonetas, elementos de cocina y bidones tipo Jerry.

Esta es la única escuela privada que alberga a personas desplazadas en la ciudad de Dessie. El propietario y el director decidieron abrirla para recibir a personas desplazadas internamente tan pronto como escucharon que tal desplazamiento estaba ocurriendo y expresaron que todos los etíopes tienen la obligación de ayudar. Foto: OIM/Sasha Lipton

Hanan y su familia se contaban entre los primeros que accedieron a este tipo de ayuda. “Todo lo que está incluido en este kit nos viene muy bien”, dice Hanan. “Incluso el balde para el lavado de las manos nos es sumamente útil”, destaca.

Mientras que la distribución de artículos para el hogar se encuentra entre los primeros esfuerzos para brindar apoyo a las personas recientemente desplazadas en Dessie, se necesita de más asistencia para abordar cuanto antes las necesidades de alimentación, albergues, cuidados médicos e higiene y saneamiento y para apoyar a las numerosas familias desplazadas que se están quedando en la comunidad de acogida.

Hanan y sus hijos se han quedado en el aula por tres semanas, compartiendo el espacio con otras 54 mujeres y menores desplazados desde el distrito de Habru. Los hombres se quedan en un bloque separado de aulas en la escuela. Foto: OIM/Sasha Lipton

“Mientras que el Grupo de Albergues y Artículos No Alimentarios (NFI por su sigla en inglés) ejerce el liderazgo de las tareas, la OIM trabaja muy de cerca con los asociados del Grupo para paliar las urgentes necesidades de los más de 2 millones de personas desplazadas por el conflicto y los desastres en Etiopía. Si se cuenta con un canal para la provisión de albergues y artículos no alimentarios gestionados por la OIM, estas necesidades tan acuciantes podrían ser paliadas con rapidez. Con apoyo adicional de los donantes, la OIM y sus asociados podrán aliviar las urgentes necesidades de NFI y albergues de emergencia de 50.000 personas vulnerables”, dice Christina Burwell, Encargada de Programas en la OIM Etiopía.

CARE Etiopía coordina con las autoridades locales y con otras ONG que realizan operaciones en  Dessie. Foto: OIM/Sasha Lipton

Con financiación de la Oficina de Asistencia Humanitaria (BHA) de USAID el Fondo de Respuesta Rápida de la OIM aspira a cubrir las severas necesidades humanitarias de emergencia de las poblaciones más vulnerables, principalmente de aquellas afectadas por nuevos aspectos de las crisis en curso y por los desastres naturales o creados por el hombre, brindando un mecanismo para el desembolso de fondos flexible, efectivo y basado en las necesidades a los actores humanitarios que operan en la respuesta de emergencia.

* Se han cambiado los nombres para proteger la identidad de las personas

Esta historia ha sido escrita por Sasha Lipton, Funcionaria de Programa en la OIM Etiopía.