La torre al estilo del jenga, conocido juego de mesa, erigida por la OIM en el centro de Kiev para concientizar acerca de los problemas de salud mental. Foto: OIM/Volodymyr Shuvayev

Kiev, 7 de octubre de 2021 – Con el lento transcurrir de la pandemia de COVID-19 y tras ocho años de conflictos en la zona este de Ucrania, los desafíos de la vida cotidiana para los ucranianos siguen siendo demasiado obvios; menos visible es el saldo que van a dejar en la salud mental de los más vulnerables.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha estado ayudando muy activamente a quienes padecieron problemas de salud mental durante cierto tiempo, coordinando una línea de emergencia gratuita para apoyo emocional manejada por cuatro operadores, siete psicólogos y un psiquiatra. Durante el primer año de funcionamiento de esta línea de emergencia pudieron atenderse más de 3.400 consultas. Las personas llaman desde distintos lugares de Ucrania, pero la mayor parte de tales llamados son de mujeres afectadas por el conflicto en las regiones de Donetsk y  Luhansk. Solamente el 30% de quienes llamaron en el primer año fueron varones.

“La cultura de buscar ayuda profesional en materia de salud mental y psicosocial apenas si ha comenzado a desarrollarse en Ucrania. Los hombres son más reacios a hacerlo puesto que raras veces logran expresar sus sentimientos y por el contrario suele disfrazar su estrés”, dijo el Jefe de Misión de la OIM en Ucrania Anh Nguyen.

Los psicólogos de la línea de emergencia de la OIM llegan hasta las personas vulnerables que viven en lugares remotos y aislados de las regiones de Donetsk y Luhansk. Muchas de estas personas, sobre todo las mayores, no han podido hablar con nadie después de que sus hijos y vecinos se fueron a buscar trabajo o mayor seguridad. Foto: OIM/Volodymyr Shuvayev

Para alentar a que una mayor cantidad de varones procuren apoyo, la OIM ha lanzado una nueva campaña que apunta a hombres y jóvenes bajo el nombre “Empieza a hablar, será más fácil”.

“Lo que deseamos poner de manifiesto es que es absolutamente normal pedir ayuda profesional cuando uno siente ansiedad, temor o depresión. Es importante reconocer los síntomas de los problemas psicológicos oportunamente y no guardarse todo lo que nos pasa”, dijo Nguyen.

El reciente lanzamiento público en Kiev incluyó un juego de mesa gigante, el Jenga, hecho con piezas con mensajes tales como “Podré manejarlo”, “Hay que tratar de ser fuertes”, “Estoy cansado”, “Déjenme solo”. A medida que cada bloque del jenga iba siendo retirado, y la pila colapsaba, aparecían mensajes ocultos que mostraban lo que realmente podía estar ocurriendo: “No puedo dormir”, “Esto no va a terminar nunca”, “tengo miedo”, “ya no lo puedo soportar”.

Los psicólogos de la línea de emergencia de la OIM llegan hasta las personas vulnerables que viven en lugares remotos y aislados de las regiones de Donetsk y Luhansk. Muchas de estas personas, sobre todo las mayores, no han podido hablar con nadie después de que sus hijos y vecinos se fueron a buscar trabajo o mayor seguridad. Foto: OIM/Artem Getman  

Esta instalación en la vía pública forma parte de una campaña también pública financiada por la Oficina de Población, Refugiados y Migración (PRM) del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Dispuesto a brindar este apoyo se encuentra Stanislav Medvedenko quien supo jugar para Los Angeles Lakers.

“Cuando yo jugaba al baloncesto profesionalmente todo era fantástico. Había mucha adrenalina, el mundo entero brillaba”, dijo. “Pero después de varias heridas que sufrí mi carrera deportiva terminó. El mundo a mi alrededor se volvió monocromático y mi vida cambió completamente”.

Mediante carteles como este se convoca a los hombres en Ucrania del Este para que se comuniquen con la línea de emergencia para apoyo emocional de la OIM. Foto: OIM/Plus One Agency 

Tiene consejos para darles a los hombres que atraviesan momentos difíciles: “Antes que nada recuerden que ustedes pueden apoyarse en su propia familia. Si se focalizan en cuidar a sus hijos y su familia, esto les ayudará mucho. En segundo lugar, no teman aprender algo nuevo ni explorar el mundo. Y tercero, no tengan miedo de nuevos desafíos tales como cambiar su ocupación. Yo era deportista profesional y ahora trabajo como funcionario que realiza tareas en el ámbito público, lo logré y ustedes también podrán hacerlo”.

Al momento de inaugurar la instalación en la vía pública, Olha Revuk, Ministra Adjunta de Políticas Sociales de Ucrania, confirmó que muchos ucranianos padecen estrés que puede llevar a otros problemas de salud mental.

“Vemos un aumento de la violencia doméstica, y sabemos que es factible que las personas que son vulnerables en sus hogares son más proclives a caer víctimas de las redes criminales, incluyendo situaciones de trata de personas. Por consiguiente, la salud mental tiene una significancia crucial tanto a nivel individual como societaria y también afecta la perspectiva del desarrollo económico”, dijo.  

Las personas que viven cerca de la línea de contacto en la zona este de Ucrania siguen expuestas a los bombardeos. Muchas de ellas no han podido retornar a sus hogares y padecen estrés y ansiedad. Foto: OIM /Muse Mohammed

Renee Lariviere, Coordinadora Regional para los Refugiados en la Embajada de los Estados Unidos en Kiev, dijo que la asistencia humanitaria de los Estados Unidos pretende aliviar el padecimiento de quienes han sufrido el impacto del conflicto en Donbas.

“Espero que esta campaña sirva para combatir los estereotipos en materia de salud mental en Ucrania. Les demostrará a quienes están luchando que no están solos, y les asegurará que hay recursos disponibles para brindarles asistencia inmediata libre de prejuicios”, dijo. “Saber en qué momento hay que pedir ayuda no es una señal de debilidad sino de fortaleza”.

Las personas que viven cerca de la línea de contacto en la zona este de Ucrania siguen expuestas a los bombardeos. Muchas de ellas no han podido retornar a sus hogares y padecen estrés y ansiedad. Foto: OIM /Muse Mohammed

La campaña ya está teniendo un impacto: en algunos días la cantidad de hombres que se han comunicado con la línea de emergencia aumentó en un 60%. Las principales razones de tales llamados son los problemas de pareja, el estado de ansiedad y temor, problemas con los hijos, experiencias severas de pérdida, y falta de motivación.

La anterior campaña pública de la OIM Ucrania sobre salud mental y COVID-19 obtuvo un Premio SABRE a principios de este año, un galardón de gran prestigio.

Stanislav Medvedenko, anterior jugador de Los Angeles Lakers,  siempre dispuesto a brindar su apoyo, en el lanzamiento de la campaña de salud mental en Kiev. Foto: OIM/Volodymyr Shuvayev  

Esta historia fue escrita por Varvara Zhluktenko, Encargada de la Unidad de Comunicaciones en la OIM Ucrania, Correo electrónico: VZHLUKTENKO@iom.int