La línea de emergencia para apoyo emocional de la OIM publicitada en los banners de la campaña.

Además de la factura que la COVID-19 le ha pasado a nuestra salud física, las Naciones Unidas han advertido acerca de una epidemia de salud mental que podría durar por generaciones. Esto ha sido abordado por el reciente Compendio de Políticas del Secretario General: “La COVID-19 y la necesidad de accionar en el ámbito de la salud mental”.

Ese llamamiento tuvo eco en las nevadas calles de Ucrania, en donde una gran cantidad de máscaras de color azul en las plazas principales llevaron el foco de atención al aspecto de la salud mental de la actual crisis.

Los transeúntes de detienen para tomarse una foto instantánea con la campaña de la OIM: “Use su máscara, no enmascare sus sentimientos”.

“Use su máscara, no enmascare sus sentimientos” ha sido la consigna que ha acompañado a la instalación callejera de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en las dos ciudades más importantes: Kiev y Járkov.

A los transeúntes les gustó sacarse fotos y selfies y esto sirvió para que la instalación se volviera popular en las redes sociales.

La línea de emergencia para apoyo emocional es publicitada en un poster de la campaña.

La instalación también incluye las líneas de emergencia gratuitas para la provisión de apoyo emocional, operadas por la OIM y financiadas, al igual que toda la acción, por la Oficina de Población, Refugiados y Migración (PRM) del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Además de los canales tradicionales para la campaña (carteleras, artículos en medio tradicionales y en redes sociales, TV y radio), varios artistas de Ucrania desarrollaron posters que ponían de relieve la necesidad de usar máscaras y que mostraban el número de la línea de emergencia de la OIM que brinda el apoyo emocional.

Los posters de pueden descargar a los fines de su exhibición en negocios, sobre todo en farmacias, y para el público general.

“La cuestión de la salud mental es demasiado importante como para no tenerla en cuenta”, dice el Dr.Risatul Islam de la OIM.

“La acción de ‘No enmascare sus sentimientos’ fue el punto sobresaliente de nuestra campaña. Gracias a docenas de medios y a miles de posters en redes sociales fue posible multiplicar nuestra campaña en todo el país. Una máscara se convirtió en un meme, y hemos podido lograr lo que queríamos: comenzar una conversación real acerca de la salud mental y de la importancia del bienestar emocional”.

Desde su lanzamiento, la línea de emergencia recibió más de 1.000 llamados de todo el país, la mayor parte de ellos procedentes de las regiones de Donetsk y Luhansk, que son el foco del proyecto que financia la línea de emergencia. Los psicólogos han brindado una cantidad similar de sesiones de asesoramiento. Las personas mayormente informaron haber sentido temor y ansiedad y problemas con sus asociados e hijos, los cuales se han visto exacerbados debido a la cuarentena y al aislamiento.

Estas máscaras con una altura de 1.8 metros forman la pieza central de las instalaciones de salud mental de la OIM en las ciudades ucranianas de Kiev y Járkov.


Como en muchos otros países la pandemia está afectando de manera desproporcionada a los más vulnerables en Ucrania.

A principios de 2020, los informes acerca de problemas psicológicos alcanzaron su pico máximo mientras las comunidades afectadas por los conflictos luchaban con la incertidumbre adicional provocada por el brote de la pandemia y sus efectos sobre las vulnerabilidades existentes. El impacto sobre las personas mayores en la zona este de Ucrania afectada por el conflicto ha sido devastador. La mayor parte de esas personas sobreviven con magras pensiones y están cada vez más aisladas.

Los confinamientos y el distanciamiento físico han sido igualmente desastrosos para la economía de las comunidades pequeñas, con consecuencias previsibles sobre el bienestar y la salud mental de las personas. Los datos de la OIM muestran que, entre las personas desplazadas, un 70% de los hogares a cargo de mujeres han contado con una cantidad mínima de dinero como para alimentarse ellas mismas y a sus hijos. Sólo eso. Las mujeres están asumiendo roles de cuidado adicionales en sus familias, todo lo cual se ha visto exacerbado por el cierre de escuelas y de instituciones sociales.

Máscaras diseñadas por reconocidos artistas de Ucrania para llevar la atención a la campaña sobre salud mental.

En noviembre de 2020, la Ministra de Políticas Sociales de Ucrania declaró que la cifra de casos denunciados de violencia doméstica aumentó en un 66% en todo el año. Ella vinculó esta tendencia tan preocupante con la pandemia.

Por Varvara Zhluktenko y Joe Lowry.